Arequipa: Esta es la historia de una Maestra que vive en el colegio para dictar sus clases

Patricia Cáceres duerme en la institución educativa del anexo de Huarhua a diez horas de la ciudad de Arequipa. Ella con sus alumnos han vuelto a las clases presenciales con todas las medidas de bioseguridad. La docente ha cruzado caminos sinuosos, quebradas y ríos profundos para dictar clases a sus niños en la I.E. 40524, ubicada a 10 horas de Arequipa en el anexo de Huarhua, distrito de Pampamarca en la provincia de La Unión.

En esta escuela primaria edificada a más de 3,000 msnm, donde el internet se pierde y la Covid-19 aún no ha llegado, Patricia junto a ocho niños, han retomado laborales semipresenciales desde el lunes 19 de abril. En La Unión, han hecho lo propio 160 alumnos y 18 docentes de nueve instituciones educativas ubicadas en comunidades campesinas y zonas de difícil acceso.

Protocolos estrictos:

Con protocolos de bioseguridad, los niños en la escuela de Huarhua acudirán tres veces a la semana, pero Patricia, permanecerá todos los días. Ella ha decidido vivir en la institución educativa para garantizar la enseñanza y la salud de sus alumnos. Movilizarse podría implicar que lleve el virus a la zona, lo que pondría fin al aprendizaje de sus alumnos.

El periodista Christian Ramos de RPP, llegó a esta escuela de “altura” donde la felicidad de los escolares por el retorno a clases, se combina con las medidas estrictas de bioseguridad. Los niños, además del uso obligatorio del barbijo, siguen al pie de la letra una rutina impostergable antes de ingresar al colegio; se desinfectan los pies, se lavan las manos y se sientan uno por mesa. Los niños de 2do y 3er grado hacen clases de 08:00 a 10:00 horas. El resto de 10:00 a 12:00.

Las medidas sanitarias, van acompañadas de fe. Patricia cuenta que todos los días rezan para que el coronavirus no llegue al pueblo. Sabe que la semipresencialidad es una necesidad en el anexo, desconectado de la tecnología y de las autoridades. El año pasado, tentaron las clases virtuales, a través de videollamadas, sin embargo, no dio resultados. “Era una impotencia”, recuerda la docente. Ella optó por ir a buscar a los alumnos a sus casas.

Huarhua es un anexo donde los niños combinan el estudio con la agricultura. Geraldine, una pequeña de 11 años, cuenta que con los primeros rayos del sol, los días que no estudian, suele acompañar a su padre Hermitaño Hancco a cultivar la tierra. La niña gusta de la chacra, pero sabe que el estudio es lo más importante.

Más colegios:

Ayer, más colegios se unieron a la semi presencialidad en la Región Arequipa. En la provincia de Castilla, 20 niños y 6 docentes de las II.EE 40481 de Machaguay y el CEBE Henry Cáceres de Orcopampa, retornaron a clases. La Gerencia Regional de Educación, ha programado para el lunes 26 de abril, que 3 colegios de Ayo, Uñón (Castilla) y la I.E. 40278 del anexo de Sifuentes de Caravelí abran sus puertas para recibir a más de 15 estudiantes.

FUENTE: LA REPUBLICA